vendredi, juillet 21, 2006

Terror Primigenio


Las Gorgonas, las Hidras y las Quimeras, las terroríficas leyendas de Celeno y las Arpías, pueden reproducirse en el cerebro de las mentes supersticiosas… pero ya estaban allí desde mucho antes.

Son meras transcripciones, tipos; los arquetipos están dentro de nosotros y son eternos. De lo contrario, ¿cómo podría llegar a afectarnos el relato de lo que sabemos a ciencia cierta que es falso? ¿Será que concebimos naturalmente el terror de tales entes en tanto que pueden infligirnos un daño físico?

¡No, ni mucho menos! Esos terrores están ahí de antiguo. Se remontan a antes de que existiese el cuerpo humano… No precisan siquiera de él, pues habrían existido igualmente…

El hecho de que el miedo de que tratamos aquí sea puramente espiritual —tan intenso en proporción como sin objeto en la tierra— y que predomine en el período de nuestra inocente infancia plantea problemas cuyas solución puede aportarnos una idea de nuestra condición previa a la venida al mundo o, cuando menos, un atisbo del tenebroso reino de la preexistencia.



Charles Lamb "Witches and Other Night-Fears"

2 commentaires:

Le Mat a dit…

mmmm... ????? quede colgado con esto... la idea? o te la comió algun monstruo primigenio?

pol a dit…

INTERESANTE CONCEPTO, Y LO MAS ESENCIAL ESTA AL ULTIMO, ESOS MIEDOS, ESOS SENTIMIENTOS REPRIMIDOS, SON INICIADOS EN NUESTRO ENCUENTRO CON LA REALIDAD QUE CADA UNO DE NOSOTROS ESTA CREANDO, DESPUES DE MAMAR DE NUESTRA MADRE, NOS ENFRENTAS A NUESTRO PROPIO SER, O ADOPTAMOS UN SER QUE NO ES NUESTRO, ES COPIA DE ESA REALIDAD.